Print this page

Cómo darle un nuevo aire a tu cocina

Por:   Redacción/LA VERDAD 29 de mayo de 2018

Si estás pensando en cambiar la apariencia de tu cocina, pero no te quieres gastar una fortuna, puedes poner en práctica algunos sencillos trucos. Y es que, con estos pequeños gestos, tú mismo podrás renovar este espacio tan importante de tu hogar.

• Cambia el color de tus muebles
No tengas miedo en darles una mano de pintura, ya sea con un efecto lacado o en mate. Un pequeño cambio de color puede suponer una gran transformación para el conjunto de la estancia. Si te atreves a salirte de la gama de blancos, negros y grises puedes optar por los colores que son recomendables para espacios de gran actividad, como pueden ser el rojo o el amarillo.

• Pinta los azulejos
En muchas cocinas los azulejos son un elemento importante. Eso sí, no hace falta cambiarlos para darles un nuevo aspecto, sino que basta con utilizar pintura especial para azulejos para darles una nueva vida. Para ello, antes de aplicarla, has de limpiarlos, secarlos y emplear una capa de fondo fijador para que la pintura se adhiera mejor a este material. Lo mejor es que esta pintura, además, es repelente al polvo, al agua y a la grasa.

• Juega con tu frigorífico
Los electrodomésticos juegan un papel muy importante en la decoración de la cocina, sobre todo el de mayor tamaño: el frigorífico. Así que para que puedas tener distintas opciones adaptando su apariencia, los modelos más coquetos del mercado incorporan la opción de puertas de colores intercambiables. Así podrás estrenar, prácticamente, una cocina nueva cada día
Además, es super sencillo. Con un pequeño gesto podrás descolgar las puertas magnéticas y combinarlas totalmente a tu gusto. Y es que tendrás a tu disposición hasta 18 colores tonalidades diferentes, por lo que podrás optar tanto por los colores tendencia de cada temporada o bien animarte a realizar las combinaciones personales que más te inspiren.

• Cambia los tiradores
Uno de los cambios más sencillos y económicos es, simplemente, cambiar los tiradores de nuestros muebles y combinarlos con los nuevos tonos que demos a nuestra estancia. Pero no sólo podemos cambiarlos por un color distinto, sino también de material o forma. De hecho, es muy interesante que probemos distintas combinaciones de pomos y tiradores hasta dar con aquella que más pegue con el resto de la renovación.

• Prueba las posibilidades del vinilo
El vinilo es un material con el que puedes forrar muebles, paredes e incluso suelos. Permite un sinfín de posibilidades, al tener distintas tonalidades, motivos y texturas. Además, es un material que está protegido a prueba de manchas y líquidos, por lo que podrás limpiarlos fácilmente en húmedo y con productos de limpieza.

FUENTE: elmundo.es

Notas relacionadas