Print this page

El peligro del WhatsApp al volante

Por:   Redacción/LA VERDAD 31 de julio de 2018

La distracción al volante se ha convertido en la mayor causa de accidentes en carretera y el uso del celular, a su vez, en una de las distracciones más frecuentes por parte de los conductores y que, por lo tanto, más accidentes ocasiona.
Hoy en día, las distracciones hacen que nos juguemos la vida al volante día tras día. La Dirección General de Tráfico (DGT) sabe que esta situación resulta un grave peligro para la sociedad en general, por lo que ahora pretende endurecer las sanciones que se impongan a aquellas personas que utilicen el celular mientras conduzcan.
Actualmente, el uso de este dispositivo está castigado con una sanción de 200 euros y con la detracción de tres puntos del carné de conducir, pero ahora ya se está trabajando con la intención de endurecer dichas sanciones.
Y es que distintos datos publicados por la Asociación Automovilística Estadounidense muestran cómo más del 90% de los conductores reconocen utilizar el móvil al volante y como el 43% de estos conductores menores de 26 años reconocen usar el WhatsApp mientras conducen.
Algo que incide, directamente, en el número de accidentes en carretera, puesto que la solo la conducción distraída ocasiona el 50% de los siniestros y el 30% de las víctimas mortales. Además, cuando se utiliza el móvil al volante, la probabilidad de sufrir un accidente se multiplica por nada más y nada menos que 23 veces.
Las distintas asociaciones ya hace tiempo que muestran su preocupación por el aumento de la siniestralidad por culpa de motivos tecnológicos asociados al uso del móvil.
En concreto, destaca la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp por provocar muchas situaciones de peligro. Y es que esta app realmente anula muchos de los sentidos con los que contamos las personas como el oído, la vista y el tacto.
Dicha aplicación puede suponer situaciones de mucho riesgo al distraer al conductor en la medida que, para leer o contestar un mensaje, la mirada se retira de la carretera y las manos del volante.

FUENTE: Agencias

Notas relacionadas