Acceder a su cuenta

Username *
Password *
Remember Me
 

GL La Verdad Radio 1270 AM

¿Por qué los pantalones cortos no cuestan menos que los largos?

Por:   Redacción/LA VERDAD 1 de septiembre de 2018

A pesar de que obviamente se utiliza menos tela, no son más baratos


Madrid, España.-
Este tipo de pantalones son muy cómodos de llevar, sobre todo en un cálido día de verano. Pero, en líneas generales, un par de pantalones cortos no son más baratos que unos largos, a pesar de que obviamente se utiliza menos tela. Entonces, ¿por qué no cuestan menos que unos normales?
Podría tener su lógica: pagar cierta cantidad de dinero por la cantidad de productos que recibes a cambio. Y aunque en términos generales esto es así en la mayoría de las cosas, una gran excepción particularmente evidente se puede encontrar en cualquier par de pantalones cortos.
Si los pantalones cortos cubren la mitad de la superficie de unos largos, ¿por qué no tienen la mitad de precio? La razón de su costo tiene mucho más sentido del que probablemente imaginabas.
Resulta que los minoristas de ropa no están intentando estafarte; sólo están poniendo precio a los pantalones cortos según lo que ha costado producirlos.
Como explica Esquirre, la cantidad de tela que se utiliza en los pantalones que no caen más allá de las rodillas no son realmente tan diferentes de los largos. Esto significa que la mayor parte de tela en estos artículos se cosen igual.

El precio se debe a la mano de obra y el costo de esa labor
Esos mismos detalles que terminan contabilizando la mayor parte del material -como bolsillos, cinturones, botones, etcétera- también requieren un esfuerzo de trabajo a mano.
Es en este punto donde se determina el verdadero precio de una prenda. La mayor parte de este dinero se destina a pagar a aquellas personas que las cosen y dedican casi la misma cantidad de tiempo cosiendo unos largos o unos cortos.

El precio, en definitiva, se debe a la mano de obra y el costo de esa labor. El trabajo es el mismo, independientemente de si es un pantalón corto o uno largo. Además, esto ocurre en todo el espectro de moda, pero es más evidente en este tipo de prendas.
Un claro ejemplo de esta dinámica también se puede encontrar en las camisas de manga corta y larga; la diferencia de los precios se encontrará en la complejidad de la costura de la misma.

FUENTE: ecodiario.es

 

Notas relacionadas

  1. Popular
  2. Tendencia