Print this page

El tarot, ¿una estafa o un servicio legal y profesional?

Por:   Redacción/LA VERDAD 6 de septiembre de 2018

Madrid, España.-

El esoterismo es un conjunto de conocimientos ocultos que incluye disciplinas como la astrología, la espiritualidad o los servicios de videncia y tarot.

A diferencia de lo que cree mucha gente, el esoterismo no es satánico, ni es nada malo, no es brujería ni magia, sino conocimientos que se escapan del conocimiento empírico y científico.

Esta forma de conocimiento se practica desde hace siglos y mucha gente cree en sus augurios y respuestas. El término esoterismo, que es el que engloba a todas estas artes, fue acuñado en el siglo XIX, y proviene del término griego "esoteros". Con él se hace referencia a todas las disciplinas y enseñanzas secretas, ocultas e ininteligibles para las no iniciadas.

En la actualidad, el esoterismo se vincula a las artes adivinatorias como el tarot y la videncia. El hecho de que sean formas de conocimiento ocultas e ininteligibles es el primer motivo por el que mucha gente cree que estos servicios no son más que una estafa.

La realidad es incuestionable, muchos tarotistas y videntes que se hacen llamar profesionales, lo que esconden tras su forma de practicar el oficio es intentar aprovecharse de gente necesitada y cometer timos o estafas.

A pesar de que existen estos aprovechados, que también los hay entre quienes practican la medicina, la psicología o cualquier otra forma de negocio, la videncia sigue siendo algo muy atractivo para muchas personas. Y es que, todos nos hemos visto atraídos por personas que dicen saber cuáles son las claves de nuestro futuro y qué nos va a deparar nuestro día a día en el futuro.

La necesidad humana y la desesperación hacen que muchas personas acudan a videntes, tarotistas, mediums, videntes y profesionales del estilo. Si hace años eran las consultas por teléfono y por televisión las que triunfaban, en la actualidad lo son las consultas por internet, que además son más económicas que los mismos servicios vía telefónica o televisiva.

 

Las preguntas a las que la ciencia no da respuesta

El futuro es una temática que siempre está en nuestro pensamiento, pero en el presente existen también cuestiones a las que no siempre es fácil encontrarles respuesta. Una de ellas son los sueños. Siempre ha habido especialistas que han querido encontrar el significado de los sueños. Para acercarse de modo rápido a estas preguntas, desde significado de los sueños 24 (significadodelossuenos24.com) proponen algunas interpretaciones para algunos de los sueños más comunes. Porque, lo parezca o no, aunque seamos más de 7.000 millones de personas en el mundo, muchos sueños se repiten de manera constante.

El tarot es otra de las disciplinas a las que acude mucha gente para encontrar respuestas. El tarot es una práctica adivinatoria del futuro en la que se utilizan como vehículos de adivinación, una baraja de cartas que incluye 78 naipes: dos bloques, uno con naipes numerados, y un segundo con figuras simbólicas llamados arcanos.

El tarot, que para muchas personas es una paraciencia, es de las disciplinas alejadas del conocimiento empírico que más éxito tiene y ha tenido siempre entre la población.

 

El tarot, una profesión legal y, ¿bien remunerada?

Pero, ¿es el tarot una estafa? Esta es una pregunta de difícil respuesta, pues depende en gran medida de quien practica esta profesión. En España este oficio es completamente legal, los profesionales de la videncia argumentan que su oficio es completamente legal, y por él pagan sus impuestos y están en regla con sus obligaciones en materia fiscal.

No obstante, desde la propia profesión se admite que existen ciertos individuos que se aprovechan de la necesidad de los demás.

Cuando hace décadas, grandes cadenas nacionales de televisión contaban en sus parrillas con espacios dedicados al tarot y la videncia, estaba claro que estos servicios captaban el interés de los ciudadanos. Muchos profesionales llegaron a hacerse famosos y se convirtieron en consejeros, tarotistas y amigos de grandes celebrities.

Para las televisiones, esta forma de negocio era también muy rentable, pues las tarifas de los tarotistas incluían comisiones para la propia cadena de televisión. En la actualidad sigue siendo posible ver servicios de tarot en las cadenas de televisión, pero solo en aquellas de carácter más local.

Aunque han aparecido nuevas formas de tarot, el tarot telefónico sigue siendo muy demandado por parte de personas que quieren conocer más sobre su futuro. El tarot telefónico de Cristina destaca por su amplia experiencia y profesionalidad y por tratarse de un servicio de calidad que ofrece tiradas buenas y económicas.

Como el tarot ha de adaptarse a los nuevos tiempos, estos servicios ofrecen también un tarot VISA, para poder pagar con tarjeta de crédito y aprovechar las mejores ofertas disponibles.

 

Las ventajas del tarot telemático al tarot presencial

No solo el tarot por teléfono parece una solución más interesante que visitar una consulta para un servicio de vidente, también los servicios online comparten estas ventajas.

Cuando vemos anuncios en televisión o en internet sobre tarot online o telefónico, habitualmente aparecen las tarifas que cobran estos profesionales, algo que no siempre ocurre con los servicios cara a cara.

El precio más económico permite, además, que aquellas personas que consultan su futuro, puedan acudir a varios profesionales y recibir varias opiniones. Con el tarot barato VISA esto es posible. El tarot VISA ofrece precios altamente económicos por lo que se puede clasificar como un tarot barato.

¿Es una estafa el tarot?

No es fácil determinar que en un servicio de este tipo se ha producido una estafa, pues para ello debe mediar engaño y premeditación. Los teléfonos de tarificación adicional que se utilizan en el tarot siempre están bajo sospecha, pero de ahí a considerar la actividad una estafa hay un trecho, pues como hemos indicado previamente, estos servicios incluyen siempre sus tarifas.

La clave parece estar en el sentimiento de indefensión cuando nos sentimos engañados. Debemos saber diferenciar entre una mala experiencia y una mala praxis del vidente o tarotista intentando sacar rendimiento económico de determinadas situaciones de urgencia.

El debate, en cualquier caso, va para largo, pues la propia justicia muestra comportamientos diferentes, redactando sentencias en las que se afirma que algunas praxis son delito mientras que otras son el libre ejercicio de una profesión.

FUENTE: abc.es

Notas relacionadas