Acceder a su cuenta

Username *
Password *
Remember Me
 

GL La Verdad Radio 1270 AM

Nicolás Maduro se quita una piedra del zapato

Por:   6 de agosto de 2017

Redacción/La Verdad

CARACAS.

La Asamblea Nacional Constituyente aprobó ayer la destitución de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, y la inhabilitación para el ejercicio de cualquier cargo público, luego de que el Tribunal Supremo hallara méritos para su enjuiciamiento. Este paso evidencia que el objetivo de la Constituyente es acabar con los poderes institucionales. como viene denunciando la oposición.

En sustitución de la exfuncionaria, que aún podría ser llevada a juicio, los oficialistas designaron al defensor del Pueblo, Tarek William Saab, como nuevo fiscal general, convirtiéndose en la primera autoridad designada por el órgano plenipotenciario, que sesionó ayer por primera vez.

Eso no puede quedar vacío porque se generará un problema que ya lo teníamos con la inacción del Ministerio Público”, dijo el constituyente Diosdado Cabello.

La decisión fue sometida al voto de los constituyentes luego de que el Tribunal Supremo de Justicia notificara a la Asamblea que había hallado méritos para enjuiciar a la fiscal, para su inhabilitación, prohibición de salida del país y el congelamiento de sus bienes.

Los constituyentes aprobaron que “sea declarada la emergencia en el Ministerio Público, de tal manera que Tarek William Saab pueda llegar al Ministerio Público, tomando decisiones para la reestructuración del Poder Ciudadano, del Ministerio Público”, dijo Cabello. “Estoy seguro que con Tarek William Saab va haber justicia, que no significa venganza, nosotros no actuamos con base en esa premisa”, añadió.

Por su parte, la recién destituida fiscal, Luisa Ortega, dijo que desconoce esa decisión tomada. “Desconozco las decisiones (...) y no las asumo, porque están al margen de la Constitución y la ley”, manifestó
Ortega, quien reiteró que está “en pleno desarrollo un golpe contra la Constitución promovido” por el máximo tribunal y el gobierno de Nicolás Maduro.

Ortega había rechazado la elección de la Constituyente por considerarla una “ambición dictatorial” del chavismo y denunció que debía “ser convocada por el pueblo” y no por el Presidente, lo que la ha convertido en una de las voces más críticas a este proceso.

No me rindo, Venezuela no se rinde ni se rendirá ante la barbarie, la ilegalidad, el hambre, la oscuridad y la muerte. Nuestro pueblo tiene que mantener viva la esperanza y la unidad”, añadió. “Esto es dictadura”, gritó, después de que militares de la Guardia Nacional le impidieran entrar en la Fiscalía.

En Venezuela se registran, desde el 1 de abril, manifestaciones a favor y en contra del gobierno, que ya dejan más de 120 muertos, situación que se agudizó desde la elección de la Asamblea Constituyente el pasado domingo, en la que la oposición no participó por considerar que fue un proceso fraudulento.

Con Información de Excelsior

Notas relacionadas

  1. Popular
  2. Tendencia