Print this page

Escultura sedente

Por:   Redacción/LA VERDAD 6 de septiembre de 2018

El llamado Cristo del Cacao ubicado en la Catedral metropolitana. Es una de las representaciones más antiguas de dicho templo. Es de pasta caña y data del siglo XVI. En dicha época los nativos no tenían monedas para darle por lo que le ofrecían semillas de cacao. De ahí deriva su nombre.

Esta imagen del siglo XVII, llamada también de la Paciencia, es una escultura sedente de tamaño natural. Apoya una mano en la mejilla y en la otra porta una caña, recordando el momento de la pasión tras los azotes y la burla. Es de caña de maíz. El apelativo “del cacao” alude a la limosna en especie que depositaban los indígenas a sus pies para las obras de la catedral. Por eso, desde muy antiguo estuvo en una de las puertas principales. A mediados del siglo XVIII se colocaba en el atrio para el mismo fin devocional.

Notas relacionadas