Acceder a su cuenta

Username *
Password *
Remember Me
 

GL La Verdad Radio 1270 AM

En la mira, el personal de la UNAM; agresión contra estudiantes

Por:   Redacción/LA VERDAD 7 de septiembre de 2018

CIUDAD DE MÉXICO.-
La UNAM revisa la actuación que tuvieron elementos de seguridad universitaria durante la agresión de porros  contra estudiantes del lunes.
Mientras, el rector Enrique Graue informó que tras esos hechos se determinó suspender a Jesús Teófilo Licona Ferro, coordinador operativo de Vigilancia UNAM, señalado en redes y por estudiantes de vínculos con grupos porriles.
En entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, explicó que presentaron materiales a la Comisión Especial de Seguridad del Consejo Universitario para que esa instancia deslinde responsabilidades.

Si hubiera una persona involucrada, por supuesto, quedará expulsada de la Universidad en su calidad de trabajador y será puesta a disposición de las autoridades”, aseguró. Reconoció que la actuación de los agresores los tomó por sorpresa el lunes y rebasó la capacidad de los encargados de la seguridad en Ciudad Universitaria.

Sostuvo que estos grupos quieren posicionarse ante “alguien” de una “manera enfermiza”, aunque descartó que en la actual transición alguien busque usar a la UNAM para crear tensiones sociales.

 

EXPULSARÁN A COLUDIDOS CON PORROS

Graue dice que serán puestos a disposición de las autoridades; la agresión estuvo fuera de nuestro control, admite
Enrique Graue, rector de la UNAM, informó que se revisa la actuación que tuvieron elementos de seguridad universitaria durante la agresión de porros contra estudiantes del pasado lunes.
Por lo pronto, dio a conocer que ante los hechos violentos ocurridos en la explanada de Rectoría, suspendió a Jesús Teófilo Licona Ferro, coordinador operativo de Vigilancia de la UNAM.
En entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, explicó que presentaron materiales a la Comisión Especial de Seguridad del Consejo Universitario para que esa instancia determine si hay trabajadores de la UNAM coludidos con porros y, en consecuencia, deslinden responsabilidades.

Si hubiera una persona involucrada, por supuesto, quedará expulsada de la Universidad en su calidad de trabajador y será puesto a disposición de las autoridades. Hasta este momento, en las evidencias que tengo, no la encuentro. Hay una imagen que circula reiteradamente de alguien que se le acusa de ser jefe de los porros. No tengo una evidencia formal, ya está suspendido en este momento y veremos la resolución de la comisión especial, en este caso en particular, y de aquellos más que pudieran aparecer, señaló.

Dijo que desde principios de año, cuando Ciudad Universitaria registró violencia por actos de narcomenudeo, han trabajado para mejorar la capacidad disuasiva de sus cuerpos de vigilancia y, gracias a la colaboración con las autoridades locales, se ha detenido a 90 presuntos vendedores de droga y se han retomado los espacios que ocupaban.
Sin embargo, reconoció que los porros los tomaron por sorpresa el lunes pasado.

Lo que nos sucedió, la verdad, estaba fuera de nuestro conocimiento y control. Estas personas llegaron, se dispersaron en el campus. Perfectamente organizados en algún momento se reunieron del otro lado de Insurgentes e ingresaron violentamente cuando la marcha estaba ingresando a la explanada de Rectoría.

Hay solamente un momento en el que se les detecta juntos y en ese momento los elementos que teníamos de vigilancia no pueden contenerlos. Las evidencias que tenemos hasta el momento es que son totalmente rebasados”, relató.

A pregunta expresa sobre a quién afecta una manifestación pacífica de estudiantes que tienen demandas razonables, aseguró que a nadie.
Opinó que los porros buscan posicionarse de alguna manera “enfermiza” y, probablemente, su presencia en los campus universitarios obedece a reposicionamiento de grupos políticos que no han tenido cabida o narcomenudeo.
Graue rechazó que en el contexto de transición política local y federal haya alguien interesado en utilizar a la UNAM como instrumento para generar tensiones sociales.

¿El gobierno saliente pretende de alguna manera desestabilizarse? Las evidencias son públicas de que no es así. Que el gobierno entrante quiera generar una posición de incertidumbre también me parece fuera de la lógica política. Si algo pensaría yo es que estos grupos quieren posicionarse ante alguien, no lo puedo entender de otra manera”, abundó.

 

-¿Tiene un diagnóstico la UNAM de cuántos grupos actúan, cuáles son los lugares donde operan, quiénes los patrocinan?

Completo, no. Sí sabemos y tenemos identificado que vinieron grupos del CCH Azcapotzalco, de una organización porril que le dicen La 32. Otros del 3 de Marzo, del CCH Vallejo, y de la Federación de Estudiantes de Naucalpan”, indicó.

Añadió que a los 18 jóvenes expulsados por su participación en la gresca su sumará uno más que identificaron el miércoles por la tarde.
El rector condenó el porrismo y se pronunció por erradicarlo de los espacios universitarios.

 

RECTORES SÓLO BUSCAN CARGOS, ACUSAN

José Isaías González Sánchez, estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras, de la carrera de Estudios Latinoamericanos e integrante del grupo Acción Revolucionaria, afirmó que los rectores deben resolver los problemas de la Universidad y no andar buscando un puesto en el gobierno federal, como José Narro quien es el actual secretario de Salud y Juan Ramos de la Fuente, futuro embajador de México ante la ONU.
Entrevistado por Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, González Sánchez, agregó que “los rectores es una proyección que quieren aspirar a otros puestos de gobierno cuando ese no es el objetivo de esa posición, en realidad el objetivo concreto tendría que ser resolver y mejorar las condiciones de la Universidad y no buscar puestos dentro del gobierno federal”.  
Señaló que hay una clara división entre la comunidad estudiantil y la “oligarquía” que dirige a la máxima casa de estudios.

 

 

 

CUERPO PARALELO

Luego de la entrevista, González Sánchez informó que buscan recabar evidencia sobre un presunto grupo ajeno al personal de Vigilancia UNAM,  que actúa en coordinación con autoridades de la misma universidad y permitió las agresiones de los porros hacia los universitarios en Rectoría.

Rectoría ha creado un cuerpo paralelo al de vigilancia que no forma parte del contrato colectivo del Sindicato de la Universidad y, que en realidad ha tenido una actuación policiaca en otras ocasiones, con actitudes agresivas. Por ejemplo, si quieres grabar, pero no actúan en situaciones graves”, declaró.

Agregó que este viernes se discutirá en una Asamblea General entre las facultades, colegios de ciencias y humanidades y preparatorias, en la Facultad de Economía, el mecanismo de coordinación y los puntos a exigir al rector Enrique Graue.
Entre los siete puntos del pliego petitorio del CCH Azcapotzalco está la desarticulación, destitución y expulsión de los grupos porriles, así como la correcta asignación de docentes.

 

SIGUEN AMENAZAS

Luego de que Rectoría de la UNAM diera a conocer el miércoles la instalación de una mesa de diálogo en la que se dará trámite al pliego petitorio establecido por alumnos del CCH Azcapotzalco, la estudiante Jocelyn Espinosa, denunció que continúan las amenazas de presuntos grupos porriles, contra varios jóvenes.
El rector Graue podrá decir que el pliego petitorio conformado por siete puntos “puede ser realizable”, sin embargo “compañeros del CCH Azcapotzalco han seguido con amenazas de ataque porril en sus instalaciones”, dijo en entrevista con Nacho Lozano para RMX.

Con información de Excelsior

Notas relacionadas

  1. Popular
  2. Tendencia