Acceder a su cuenta

Username *
Password *
Remember Me

GL La Verdad Radio 1270 AM

Voz Empresarial

Por:   Redacción/LA VERDAD 5 de enero de 2018

¿Fondo Minero es buena
cobija para Sonora en 2018?

Aurora Retes
El #FondoMinero en México es de reciente creación, nace a partir de 2013, a pesar de que en otros países mineros como Perú, Canadá y Australia ya era toda una realidad muy exitosa para las comunidades impactadas mejorando de manera sustancial su calidad de vida.
¿En qué consiste el Fondo Minero? Es una bolsa de dinero que se integra en pago de impuestos por el 7.5% de las utilidades de las mineras que extraen minerales del país y de agregar un 1.5% más cuando son metales preciosos como el oro y plata.
La filosofía de la creación de este fondo es sencilla, que el capital natural que es extraído de las comunidades, sea devuelto en otro tipo de capital, como es el social, económico y humano, pero esto requiere de inversión.
Entonces estos fondos que se integran por las utilidades a las mineras se comprometen a que estos capitales mencionados se incrementen, además de las inversiones por remediación que son exigidos por el gobierno.
El Fondo Minero entra en operación en México el 2014 y en 2015 es cuando las empresas mineras empiezan a pagar e integrar este fondo; en la actualidad se han pagado por las mineras 4 mil 200 millones de pesos, una cifra que ha entrado a la Secretaría de Hacienda, y que debe ser regresada a los municipios en un 50% para infraestructura de las comunidades donde se extrae el mineral, 30% para los gobiernos estatales y 20% para la Federación.
Este 50% que se llevan los estados y el gobierno federal su aplicación no está vacacionada, y queda a discreción de los titulares, es decir, de 4 mil 200 millones, 2 mil 100 millones de pesos no se sabe a dónde fueron a parar, dicen los expertos y el propio sector minero que lo paga; en esto la transparencia y opacidad es el nombre del juego, aseguran.
Si la cobija para los estados en este 2018 va a ser la misma, pues el #FondoMinero es una cobijita extraordinaria que ha permitido entrar al Estado cerca de 1,000 millones de pesos adicionales entre 2015 y 2016, falta lo que ingresará por el 2017 donde la producción aumentó y favorecieron los precios internacionales del mineral.
Este Fondo Minero en los 22 municipios de Sonora donde se extrae mineral está direccionado solo para infraestructura en salud, educación, drenaje, electricidad, todo aquello que apoya la calidad de vida de estas comunidades, pero no está para contratar personal, maestros, doctores, es decir, quien va atender y mantener la operación de las escuelas, hospitales que están en medio de la nada, donde se ubican las mineras.
¿Y qué proponen los alcaldes para los municipios?, pues canchitas deportivas, para tomarse las fotos y las grandes obras como drenaje, alcantarillado que no se ven, pues no se realizan, porque se llevan más tiempo y molestias a la ciudadanía.
Entonces se presume existe una discrecionalidad política en las decisiones de las obras que favorecen las pretensiones electorales de muchos alcaldes de estos municipios beneficiados y donde nadie los supervisa y audita.
Es importante que las organizaciones civiles con metodologías profesionales ayuden a supervisar y dar seguimiento a este comité del Fondo Minero y a los alcaldes donde se llevan a cabo las obras y sobre todo a dónde se van a ir estos recursos que son extraordinarios y que deben ser la diferencia en estos 22 municipios de la entidad.
Ahorita van dos años ejerciéndose el dinero; pongamos como ejemplo Cananea, si le llegan recursos por más de 250 millones adicionales a su presupuesto anual, en 10 años entrarían más de 1,500 millones de pesos, que se presume transformarán su vocación productiva, diversificándola, deberán ser modelos de calidad de vida para el resto de los municipios de la entidad que no reciben estos recursos extraordinarios cada año.
El 2018 no debe ser problema lo económico para estos 22 municipios del Estado que reciben estos recursos extraordinarios de las mineras, que se suman a los invertidos en remediación, trabajo socialmente responsable con las comunidades, donde se extraen los minerales.
Ojalá las organizaciones civiles y los colegiados de Sonora entren a husmear y se ofrezcan a participar y aportar con su conocimiento, no dejando solos a los alcaldes, en qué, dónde, cómo y cuándo se deba invertir el Fondo Minero.
Esta iniciativa debe ser desde ya, para que pasado una década, y cuando se pregunte ¿qué pasó en retrospectiva, con este recurso? Que debió ser planificado y direccionado de manera estratégica y profesionalmente operado y sobre todo aplicado con impecable transparencia y no quede en que a “Chuchita la bolsearon”, sería imperdonable para los sonorenses haber perdido esta gran oportunidad histórica de desarrollo económico y calidad de vida.

Notas relacionadas

  1. Popular
  2. Tendencia