Acceder a su cuenta

Username *
Password *
Remember Me

GL La Verdad Radio 1270 AM

Historia de Domingo; La felicidad de encontrarnos

Por:   Raúl Ruiz 6 de enero de 2018

La felicidad de encontrarnos

 

Gilberto es el símbolo de muchos sonorenses que todos los años regresan, en bola y ansiosos, a su tierra natal.

Desde puntos cercanos como alguna ciudad de Arizona, o de mediana distancia como las californianas o las más lejanas, como las del  este de Estados Unidos o de Europa, la “paisanada” regresa atraída por la libertad para beber, por la diversidad gastronómica (no necesariamente la más sana, pero si la más sabrosa), y por los olores de su tierra.

Pero sobre todo, y Gilberto Esquer Montes es un buen ejemplo de ello, regresa para reencontrarse con los suyos.

Para poder abrazar, decir que los extrañan, convivir con ellos en largas tertulias y sentirlos cerca.

La nostalgia poderosa que los abruma cuando luchan en otros puntos del planeta para salir adelante, tiene su mejor recompensa con el reencuentro.

Ese que no pueden sustituir las nuevas tecnologías que facilitan la comunicación y las expresiones emocionales.

No hay nada, y Gilberto cada año, con una puntualidad de reloj suizo, esa que ha aprendido allá, no en México, lo experimenta:

Regresa en cada invierno a disfrutar la Navidad y el Fin de Año al lado de sus padres, familiares y amigos.

Convierte, como muchos de ellos, su estancia en un plan de viaje metódico y ordenado para transitar por comederos tradicionales y por lugares que sabe tradicionales como Álamos y las playas regionales.

Siempre es lo mismo, y siempre es el mismo disfrute por una sencilla razón:

No hay nada, ni el éxito económico, ni el logro de las metas personales y profesionales, que sustituya el apapacho familiar, la querencia cercana y palpable aprecio de familiares y amigos.

Por eso Gilberto, quien ya cumplió 20 años de vivir y triunfar en Zurich, Suiza, regresa puntual en cada temporada decembrina.

Es un vivo ejemplo de que no hay nada que pueda sustituir la comunicación personal directa y personalizada.

La cauda emocional que eso genera no tiene paralelo ni comparación.

Y vaya que  ha experimentado de todo: Cuenta con el uso de las redes sociales para comunicar a sus dos hijos con sus abuelos, con sus tíos y con sus parientes, pero no logró nunca identificarlos con su tierra, hasta que decidió traerlos y acercarlos con ellos.

Lo que vive Gilberto y la “paisanada” que hace un gran esfuerzo, económico y personal, para viajar desde diferentes puntos en el extranjero, hacia las ciudades sonorense, puede resumirse en una frase:

Ellos son felices aquí.

Estar fuera los hace sentirse satisfechos, les llena una necesidad material, pero no terminan de llenar el hueco emocional que padecen por la distancia.

 

El descubrimiento 

Este fenómeno social de la “paisanada” y su previsible comportamiento anual, tiene una explicación.

La tuvo y encontró la investigadora Ruth Whippman, de origen inglés, pero radicada en los Estados Unidos.

Su investigación derivó de una experiencia propia.

Ella vivía en Inglaterra y debió mudarse, por razones profesionales a Estados Unidos.

Se  deprimió.

Intentó buscar entonces ayuda de los profesionales del ramo y casi todos coincidieron en una tesis que resultó equivocada.

Ellas lo exhortaban buscar la felicidad en su interior.

En un escrito que publicó en el periódico The New York Times, con el fin de dar a conocer los resultados de su estudio,  resumió que la tesis de buscar la felicidad interior, ignorando factores externos, era errónea.

“… Los consejos para la felicidad que promueven la búsqueda de la satisfacción como una meta interna y personal, divorciada de otra gente, se han vuelto cada vez más comunes”.

Pero no es así.

“…Un punto en el que coinciden prácticamente todas las investigaciones sobre la naturaleza y causas de la felicidad humana es éste: nuestra felicidad depende de otra gente”.

Y lanzó advertencias:

Descuidar a amigos y familiares puede perjudicar nuestra salud

Investigaciones muestran que una falta de conexión social aumenta el riesgo de muerte prematura, del nivel tan grave como fumar y es casi el doble de peligrosa que ser obeso.

Esta comparación evidenció el alto riesgo que ello implica.

Los estudios, en cuyas conclusiones todos coincidían era echar por tierra esa teoría de “encontrarnos” o “buscar adentro”.

Por ello, concluía Whippman, es vital invertirle a las relaciones:

“… Invertir tanto tiempo y esfuerzo como podamos en fomentar las relaciones que tenemos con la gente de nuestra vida”, recomendó.

 

El reto de la conexión 

Ahora que las redes sociales parecen facilitarnos la vida.

Ahora que las nuevas tecnologías, sobre todo ese fenómeno llamado teléfono inteligente ha despersonalizado nuestras relaciones humanas y nos ha alejado de quienes queremos y apreciamos, el estudio sobre la importancia de la conexión personal debe llamarnos a la reflexión.

Claro que no se trata de sólo fiesta, sólo pachanga y ocio, sino de contacto y comunicación personal.

Cuando uno ve largas filas en carretera llena de paisanos desesperados por llegar, y luego regresar, con la misma prisa, hacia sus lugares ahora de residencia, nos resulta la importancia que para ellos tiene eso de recuperar el apapacho y el saludo familiar.

Es cuando entendemos a Gilberto y su puntualidad Suiza, pero sobre todo su gran amor y necesidad afectiva con sus padres y amigos.

Es cuando nos damos cuenta que la nostalgia es derrotada y gana la felicidad.

Un buen motivo para proponernos este 2018 que las nuevas tecnologías no nos vuelvan a derrotar nunca más.

 

****

(FRASES TESTIMONIALES)

 

“… Un punto en el que coinciden prácticamente todas las investigaciones sobre la naturaleza y causas de la felicidad humana es éste: nuestra felicidad depende de otra gente”.

 

****

 

“… Invertir tanto tiempo y esfuerzo como podamos en fomentar las relaciones que tenemos con la gente de nuestra vida”, recomendó. 

 

****

 

La Búsqueda de la Felicidad 

Ruth Whippman se ha vuelto una prolífica autora de libros en los que busca encontrar las razones por las que la gente es feliz… o infeliz. Uno de sus libros más conocidos se titula “La Búsqueda de la Felicidad”.

 

Notas relacionadas

  1. Popular
  2. Tendencia