Acceder a su cuenta

Username *
Password *
Remember Me

GL La Verdad Radio 1270 AM

Pulso empresarial

Por:   Redacción/LA VERDAD 17 de enero de 2018

• CEA: ¿Y la supervisión?
• DIF: Relanzamiento
• Itson: Gastar por gastar
• SCT: Reto más para “El Zurdo”

 

Los supervisores en espera

Sergio Ávila Ceceña, el Director de la Comisión Estatal del Agua (CEA) de Sonora, puede presumir que salió ileso de la licitación de la Planta Desaladora Guaymas-Empalme. El proceso de licitación, que no es fácil, hasta ahora ha salido impecable luego de la adjudicación de la construcción a la española “Aqualia”, que encabezó uno de los tres consorcios participantes en la apetitosa obra que sin duda hace falta para atender el grave problema de desabasto del líquido a los residentes de esa región metropolitana de la entidad. Pero la pregunta que los conocedores del tema ahora se hacen es ¿cuándo se lanzará la licitación para definir la empresa que deberá hacer la necesaria supervisión de los trabajos de los ganadores? En una obra plagada de detalles técnicos y con tanto dinero invertido este proceso es más que necesario.

**
Nueva temporada

Karina Zárate, la Directora del DIF Sonora, acaba de relanzar la licitación para uno de los procesos de compra más importantes de esa dependencia y del propio Gobierno: La compra de las despensas de alimentos. Apenas el 16 de enero se abrió la fecha para que los interesados hagan sus propuestas. Tendrán hasta el 29 para hacerlo y al día siguiente, el 30 de este mes, se conocerán las mismas. La idea, si no pasa otra cosa, es que el 30 de enero, el último día de este primer mes del año, ya se cuente con el nombre de un ganador. Claro que los interesados deben de mostrar su músculo desde el principio: El Capital Social de la firma participante debe ser de al menos 5 millones de pesos. En la primera intentona para licitar las despensas el proceso se declaró desierto, pues los pujantes rebasaron los topes fijados por la dependencia. ¡A apuntarse!

**
En corto…

…Javier José Vales García, el Rector del Instituto Tecnológico de Sonora (Itson), haría bien en echarse un clavado a los procesos de licitaciones de la institución. Gastos superfluos, como ese de la licitación LA-926014991-E160-2017, para adquirir entre otras cosas “artículos de ferretería” no hablan de una Universidad preocupada por la actual crisis económica.

 

 Por Juan Dinero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Notas relacionadas

  1. Popular
  2. Tendencia