Print this page

Desde Holanda

Por:   Dianeth Pérez Arreola 19 de febrero de 2018

Burgernet


Burgernet significa “red ciudadana” y es un programa de la Policía en conjunto con los ayuntamientos holandeses.
Participa quienes lo deseen, al momento un millón 660 mil 660 personas. Hay que darse de alta en la página de Internet mediante el número de celular. Se activa en caso de asalto, robo en casa habitación, atropellamientos con huida del responsable, o personas extraviadas.
La Policía envía un mensaje al celular de las personas inscritas que residen en el área donde pasó algún incidente de los mencionados, buscando pistas y testigos que faciliten el trabajo de los agentes, con quien uno se comunica llamando a un teléfono gratuito.
La Policía también usa Burgernet para advertir de alguna situación peligrosa o sospechosa en determinada zona, o sea que el mensaje solo llega a quienes pudieran resultar afectados o pudieran aportar algo a un caso, evitando con eso la saturación de recados.
En lo que va del año, me han llegado dos peticiones de búsqueda para personas extraviadas, y afortunadamente, horas más tarde, otro mensaje para agradecer la cooperación e informar que la persona ha sido encontrada.
En los periodos de vacaciones escolares llegan mensajes con tips para prevenir los riesgos de asalto a casa habitación. En la página de Internet se pueden ver todas las acciones en curso de Burgernet, y tienen un enlace para descargar una aplicación que permite delimitar la zona para la cual queremos recibir recados.
Según información de la página, la Policía logra resolver uno de cada diez casos, gracias a los tips de los participantes de Burgernet. Claro que para llegar a eso, se necesita primero creer en los agentes, luego desarrollar, mantener y acrecentar esta herramienta tecnológica, y por último, que la justicia sea ciega; si el conductor que se dio a la fuga resulta el hijo del alcalde, que el reporte no desaparezca.
Conozco gente que ha intentado reportar picaderos en México al teléfono de la Policía desde el que se supone la población puede hacerlo de manera anónima, y lo primero que preguntan es el nombre y la dirección.
Si escribo en la página de Internet de Burgernet mi código postal, puedo ver las acciones del día en mi ciudad. La mayoría niños y adolescentes extraviados y encontrados, y un par de robos. Cuando nos íbamos a mudar de Ámsterdam a Leiden, mi marido fue a la estación de Policía de la zona a preguntar si podían decirle la incidencia de robos en el vecindario donde queríamos comprar casa, si había un problema particular como el robo de autos o cualquier dato que le diera una idea de qué tan seguro o inseguro era ese vecindario.
La Policía dijo que no podía decirle ningún detalle porque era información confidencial.
En aquel año no existía Burgernet, ahora uno puede ver qué tipo de casos suceden en determinada zona si entra a la página de Internet. Supongo que eso tampoco querrían darlo a conocer si el programa se aplicara en México. La justicia es casi inexistente y la confianza en las autoridades, nula. Así no hay tecnología que valga.

Notas relacionadas