Print this page

EL MENTIDERO

Por:   Cornelio Montaño C. 25 de abril de 2018

El voto útil de los priistas y los indecisos, son la clave

 Cornelio Montaño C.


Transcurrió el primer debate de candidatos a la Presidencia de la República organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) y lo que sigue vigente en medios es el post-debate.

Los cinco candidatos presidenciales se declararon ganadores y así han sido arropados por sus respectivos seguidores. No importa qué tan real sea el “triunfo”, lo importante es repetirlo una y otra vez para que la gente crea que así fue.

Andrés Manuel López Obrador (MORENA-PT), Ricardo Anaya Cortés (PAN-PRD-MC), José Antonio Meade Kuribreña (PRI-PVE-PANAL), Margarita Zavala (Independiente) y Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” (Independiente), hicieron su parte y sus seguidores la siguen haciendo en los días posteriores al debate.

Se critica que los otros cuatro se dedicaron a atacar a López Obrador. ¿Y qué esperaban, que Anaya atacara al Bronco, o que Meade se fuera en contra de Margarita? Es claro que a quien tienen que atacar es al líder y combinar sus ataques con propuestas propias. Eso pasa en todos los debates, en cualquier democracia.

Más allá de lo que digan los seguidores de uno y otro, la percepción que queda hasta hoy es que quien gana el round es Ricardo Anaya, y como buen polemista que es volverá a dejar esa percepción de triunfador en los próximos dos debates.

A reserva de lo que indiquen las encuestas que hoy levantan las casas encuestadoras, lo cierto es que por un debate no cambiarán las preferencias.

Aunque se haya visto mal y acusar los estragos de su edad y de su salud, López Obrador mantendrá la intención de voto de sus seguidores, para ellos no importa nada más, se diga lo que se diga de él, es un amor casi ciego el que le tienen sus fans.

Mismo caso de Ricardo Anaya, el candidato del Frente, tuvo un buen desempeño, suficiente para mantener el segundo lugar en las preferencias y probablemente haya ganado dos o tres puntos porcentuales.

De los independientes Margarita Zavala y Jaime Rodríguez, la verdad no hay mucho qué decir. Siendo sinceros, no tienen posibilidad de ganar.

En el caso del candidato del PRI-PVEM-PANAL, José Antonio Meade, demostró que tiene buenas propuestas, machacó en su honestidad y experiencia; pero seamos sinceros, su problema es el sistema al que representa.

La gente no ve a Meade, sino al PRI, a la corrupción institucionalizada de los gobernadores emanados de ese partido, al PRI del caso Odebrecht, al de la Estafa Maestra, el PRI del gasolinazo, al PRI responsable de la escalada de precios que pulverizan los salarios.

José Antonio Meade no tiene la culpa de la debacle de su campaña que se mantiene en un lejano tercer lugar en las preferencias.

Con más de 25 puntos en promedio por abajo del puntero Andrés Manuel López Obrador y a escasos dos meses de las elecciones, la campaña priista está ya en un punto muy distante, casi imposible de remontar tamaña desventaja, y esta percepción está muy arraigada en los ciudadanos y entre los propios militantes del PRI, del Verde y de Nueva Alianza. Lo comentan en privado y lo callan en público.

En este contexto, los priistas no deberían echar en saco roto el llamado al voto útil que les hace el candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya.

El abanderado frentista ha llamado a los priistas, a las bases del tricolor, no a la cúpula, a ejercer un voto útil en favor de su candidatura, porque ya es casi una misión imposible que José Antonio Meade y el PRI ganen.

Los cálculos de Anaya y su equipo son de que con los puntos que pueda ganar él en las preferencias tras los debates, más una parte de los indecisos (25%) que logre convencer, y el voto útil de gran cantidad de priistas que apoyan a Meade, todavía es posible ganarle a López Obrador.

Y la verdad no suena tan descabellado. De hecho Anaya estaría imprimiendo ese nuevo giro a su estrategia de campaña, el de ir por el voto útil de los priistas que estén convencidos de que a su candidato ya no le alcanza para ganar y que al mismo tiempo vean con mejores ojos un gobierno de coalición con Anaya que un gobierno populista como el de AMLO.

La razón por la que Anaya hace el llamado a los militantes del PRI, es porque nunca va a conseguir que la dirigencia nacional y los líderes de grupos de poder, de organizaciones y sindicatos priistas, declinen en su favor, es porque se vería muy mal que el partido del gobierno en turno decline para sumarse a un candidato opositor. La lógica indicaría que el tercer lugar se sume al segundo, pero es imposible que veamos eso en este proceso.

Otra cosa más, veremos qué hay de cierto en los rumores esparcidos por algunos columnistas de los que se dicen muy enterados en medios de la Ciudad de México, en el sentido de que el PRI le estaría dando un ultimátum a Meade, si no mejoraba en las preferencias electorales, en las mediciones por realizarse tras el primer debate.

 

 

Hasta la próxima, cuídense y sean felices.

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter: @corneliomontano

Facebook: Cornelio Montaño C.

www.corneliomontano.com

Notas relacionadas