Acceder a su cuenta

Username *
Password *
Remember Me

GL La Verdad Radio 1270 AM

Desde Holanda

Por:   Dianeth Pérez Arreola 30 de abril de 2018

Praga, joya europea

Dianeth Pérez Arreola

 

Acaso solo Viena puede hacer sombra a la majestuosa Praga; sus edificios adornados con esculturas, relieves, grabados, murales o acentos dorados son impresionantes.
El recorrido en tren desde Berlín ofrece poco más de cuatro horas de verdes paisajes junto al río e impresionantes formaciones rocosas que coronan las colinas donde las pequeñas comunidades ahí establecidas conviven con la naturaleza.
La estación de trenes en Praga es grande y moderna. A cinco minutos caminando está uno frente a la Plaza San Wenceslao; un enorme bulevar con jardines y andadores presidido por una estatua del personaje que le da el nombre a este lugar.
Tras recorrer la plaza y doblar un par de calles estrechas, llega uno a la gran plaza de la ciudad vieja. La más antigua del Centro Histórico, que data del siglo X. Ahí, junto a iglesias, museos y galerías está el famoso reloj astronómico, un mecanismo de precisión extraordinaria que anuncia cada hora con el desfile de los Doce Apóstoles que entran y salen por dos ventanas en una de las caras de la torre.
Este y muchos otros atractivos turísticos están ahora mismo en remodelación en vísperas de la celebración del centenario del nacimiento de la Checoslovaquia independiente, para el que se prepara el país y Praga en especial para octubre de este año.
Otro punto imprescindible es el complejo de edificios históricos más grande de la ciudad; el castillo y la catedral de San Vito. Ahí el guía de turistas contó que en la última ceremonia protocolaria llevada a cabo en ese lugar, el Presidente del país estaba tan tomado que no pudo pronunciar palabra y apenas podía mantener la vertical. Al día siguiente ofreció disculpas y la explicación oficial fue que tenía un virus. Ahora los jóvenes se refieren a las borracheras como “pescar el virus” y el remedio a las crudas es “curarse el virus”.
Uno de los restaurantes dentro del área del castillo y la catedral, ofrece una de las mejores vistas de la ciudad, desde donde se ve el puente Charles y las características torres de Praga.
Hay otro tesoro que esconde esta ciudad y que me pasó de noche la primera vez que vine: la biblioteca barroca de Clementinum, el segundo complejo de edificios históricos más grande de Praga. Esta biblioteca está considerada entre las más bellas del mundo. El techo está decorado con bellas pinturas, los estantes de madera y sus miles de libros quitan el aliento, y su pasillo está adornado con hermosos globos terráqueos, dándole al recinto un ambiente de ciencia, cultura, arte y solemnidad.
No recuerdo la ciudad con tantos turistas como esta vez. Las estrechas calles del centro convertidas en ríos de gente. Tal vez sean los primeros días cálidos de la primavera, tal vez el día de la quema simbólica de brujas, el 30 de abril. Seguramente los innumerables encantos de la ciudad, sin duda una de las joyas de Europa.

Notas relacionadas

  1. Popular
  2. Tendencia