Acceder a su cuenta

Username *
Password *
Remember Me

GL La Verdad Radio 1270 AM

Palabras de Vida

Por:   Karl Fick 5 de agosto de 2018

Enfrentando batallas

Primera Parte

 

Pensamiento Clave: 

Efesios 6:12

“Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales”. 

El propósito de esta columna ha sido siempre darle al lector herramientas definitivas para lograr una vida mejor tanto en el presente como en el futuro. De ahí el título que distingue a este espacio como Palabras de Vida. 

La fuente de los consejos aquí vertidos es nuestro manual de vida La Biblia, aquel que nuestro creador nos dejó para que entendiéramos mejor cómo es que llegamos a existir, con qué propósito es que deberíamos vivir y las dificultades que enfrentaríamos mientras encontramos el uso correcto de nuestra libertad para una vida plena y satisfactoria.

Así es, la mayoría de las veces nuestras decisiones no cuentan con la información ni las motivaciones correctas, lo que nos lleva a cometer errores que traen consecuencias tanto a nosotros como a terceros, muchas veces inocentes que sufren sin entender el ¿por qué? Es por eso que abordaremos el tema de las batallas de la vida. 

Hasta el día de hoy no he encontrado a una persona que no esté librando aunque sea una batalla. Es común escuchar expresiones en las personas que al preguntárseles - ¿cómo están? Te contestan: -Aquí batallando, que batalla, o que batalloso es esto o aquello. En definitiva si lo piensas bien pareciera que vivimos en “guerra”. No se cuál o cuáles sean tus batallas, pero de seguro las tienes. Algunos batallan por conservar una buena salud, mantener el peso ideal, hacer ejercicio, comer saludable. Otros batallan en su familia; por mejorar el matrimonio o la relación con los hijos u otros familiares. Otras batallas pueden ser por lograr un equilibrio en la vida entre finanzas, familia, amigos y vida espiritual. O batallas por lograr justicia para ti o para tu seres queridos. Mantener la esperanza en algo o en alguien o simplemente batallas para erradicar el miedo que produce ansiedad y estrés en tu vida. 

En la vida nada es gratis, y solo vale la pena aquello por lo que estás dispuesto a pelear.  ¿Por qué peleas tú? Como paréntesis te sugiero que dentro de tus batallas tengas la que recomienda el manual de vida en 1 de Timoteo 6:12Pelea la buena batalla de la fe; haz tuya la vida eterna, a la que fuiste llamado y por la cual hiciste aquella admirable declaración de fe delante de muchos testigos”. 

La principal batalla se libra en nuestro interior. Precisamente en nuestra mente, el versículo del pensamiento clave para el día de hoy nos lo confirma. 

Nuestra guerra interna es sobre: Buenas intenciones vs malas acciones y tiene que ver con una batalla entre nuestra antigua naturaleza vs nueva naturaleza. Nuevamente el manual de vida nos lo explica ahora en Romanos 7:22-23  “Porque en lo íntimo de mi ser me deleito en la ley de Dios; 23 pero me doy cuenta de que en los miembros de mi cuerpo hay otra ley, que es la ley del pecado. Esta ley lucha contra la ley de mi mente, y me tiene cautivo”. 

                Como puedes ver mi estimado lector no podrás conquistar una vida de plenitud y satisfacción si no peleas por ella. Muchas veceses nuestro instinto de supervivencia nos impulsa a huir de la batalla, tratamos de evitar el dolor de la lucha, pero al hacerlo nos estamos negando la posibilidad de la conquista. En las ediciones siguientes veremos tres batallas a las que seguro te estás enfrentando y triunfar en ellas es fundamental para gozar una vida que vale la pena vivir y vivir por la eternidad, y por supuesto en la última entrega de esta mini-serie de Enfrentando Batallas te revelaremos tres armas secretas que Dios ha establecido para que sus hijos puedan salir triunfadores de cualquier batalla.

 

 Bendiciones abundantes en esta nueva semana, Dios los dirija en la batalla.

Notas relacionadas

  1. Popular
  2. Tendencia