Print this page

Urgen emergencia agrícola para el Mayo

Por:   Miriam Millán 5 de septiembre de 2018

La situación para productores resulta extremadamente difícil pues por la indefinición de disponibilidad de agua ni siquiera han preparado la tierra


Como extremadamente difícil que amerita trato especial y declaratoria de emergencia agrícola en el Mayo pues a menos de un mes del inicio del ciclo 2018-2019 la indefinición de volumen de agua para riego no ha permitido ni siquiera preparar terrenos calificaron ayer productores a la situación del Valle.

La organizaciones como la Unión de Crédito Agrícola del Mayo (Ucamayo) insiste en que lo conveniente son incentivos extras a cultivos ahorradores de agua como el cártamo que podría sembrarse en treinta mil hectáreas.

Walter Almada Almada, presidente de Ucamayo, declaró que la incertidumbre de cuánto podrá establecerse en Otoño-Invierno resulta delicada y perjudicial no sólo para el sector sino también para la economía regional.

Cierto que hay un plan preliminar acordado por el Comité Hidráulico que estima una superficie de 51 mil hectáreas considerando que al primero de octubre pudiera haber un volumen en la presa del Mocúzari de 430 millones de metros cúbicos, señaló, pero es simple pronóstico y no bueno.

“Mucha tierra está sin trabajar porque los agricultores no sabemos si podremos sembrar, la situación de la presa es muy crítica ojalá y la llegada de un ciclón o su remanente venga a danos una ayuda”, subrayó.

A estas fechas de septiembre ya había preparación de los campos para el cultivo del trigo, indicó, incluso comienzo de negociaciones de contratos de compra-venta de las cosechas.

Comentó que por experiencias los productores mencionan que un panorama tan desolador en cuanto al bajo almacenamiento de la presa por falta de lluvias no ocurría desde hace unos veinte años.

La sequía en el Valle obliga a reconsiderar el mosaico de cultivos, aseveró, orientándolo a aquellos ahorradores de agua de riego como el cártamo que con un buen incentivo económico extra podría establecerse en por lo menos veinte mil hectárea

Almada Almada consideró que la previsión de 33 mil hectáreas de trigo dentro del programa propuesto resulta mucha superficie al ser un grano que requiere de 6 millares de agua de riego por hectárea para el desarrollo vegetativo.

En el caso del cártamo con 2.3 a 4 millares alcanza a salir, abundó, pero tendría que autorizar el gobierno un incentivo económico para que el precio llegara a los 12 mil pesos por tonelada.

 

TESTIMONIO:

“La situación económica de la región está muy delicada, no hay dinero, los negocios se quejan de la falta de venta y esa situación de la presa complica todo, definitivo el Mayo merece urgente un trato especial”, Walter Almada Almada, presidente de Ucamayo

Notas relacionadas