Print this page

Fomentan en Etchojoa una alimentación sana

Por:   Miriam Millán 7 de septiembre de 2018

El Banco de Alimentos de Navojoa desarrolla el proyecto “Nutriendo con Creatividad” en seis comunidades rurales

 

Con el doble propósito de fomentar una alimentación sana y la formación de microempresas familiares el Banco de Alimentos de Navojoa inició el proyecto “Nutriendo con Creatividad” en seis comunidades rurales de Etchojoa bajo la autorización de Sedesol.

Ayer fue presentado en las instalaciones del Banco el equipo constituido por cuatro nutriólogos egresados prestadores de Servicio Social de la Universidad Estatal de Sonora (UES) y la instructora general.

Los talleres tendrán en cada población duración de cuatro sesiones, los martes de la semana, con tiempo de una hora y media.

El anuncio del grupo de Licenciados en Nutrición Humana estuvo a cargo del coordinador de los programas de talleres comunitarios, Rafael López Martínez, quien exaltó la labor que en pro de una vida sana y saludable tendrán como encomienda durante un año de servicio.

“Vale la pena seguir insistiendo entre las familias por el hábito de alimentarse nutritivo con productos de bajo costo, preparar platillos a base de soya y granos germinados”, señaló, “sin duda algo de gran ayuda en comunidades tan pobres como algunas de Etchojoa”.

Los nutriólogos participantes son Evangelina Pacheco Poqui, Vanessa Guadalupe Anguamea Navarro, Filiberto Castro Valdez, María Guadalupe Valdez Félix y como instructora Consuelo García Alcocer, detalló.

Miriam Félix González, directora del Banco de Alimentos, informó que arrancaron el innovador programa en Buaysiacobe y Basconcobe el pasado martes con buena aceptación.

A “Nutriendo con Creatividad” Sedesol autorizó un presupuesto de 250 mil pesos, precisó, para aplicarlos en las comunidades de Los Viejos, Buaysiacobe, Capuzari, Huítchaca, El Salitral y Basconcobe.

Estos sitios fueron seleccionados por el alto grado de marginación que registran así como no contar con otros programas gubernamentales de ayuda social, indicó.

Quienes asisten a los talleres reciben orientación de cómo se preparan platillos nutritivos con soya y otros granos como lenteja, garbanzo, adicionándole alimentos regionales, explicó, todo a bajo costo.

Al mismo tiempo brindarán capacitación de la manera en que esos mismos productos pueden elaborarse para la venta en el pueblo y otros de la región sur, destacó, favoreciendo a un ingreso económico extra para las familias.

TESTIMONIO:

“Cuando el Banco termina un taller hay presentación y degustación de los platillos aprendidos, ahora también podrán ponerse a la venta, etiquetados, empaquetados, de ahí puede surgir un buen negocio”

Miriam Félix González, directora del Banco de Alimentos

Notas relacionadas